Mostrando entradas con la etiqueta Reto mensual bloguer@s. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Reto mensual bloguer@s. Mostrar todas las entradas

miércoles, 11 de abril de 2018

La hora del té...


Hola, buenos días! ¿desayunas conmigo? ¿prefieres té o café? ¿sólo o con leche?
¿o mejor lo dejamos para la merienda si es que te gusta más el chocolate por la mañana?
Por cierto, no tengo ningún cacao mental ni me equivoqué de blog...jajaja 

Es que mi amiga Lola de "El refugio de Lirtea" propuso este sustancioso tema 
para el Reto mensual bloguer@s, del que ella es la anfitriona este mes.

Pero vamos que aunque no te deje ninguna receta podría contarte alguna curiosidad sobre el té y café mientras nos tomamos nuestra taza calentita...y preparo el diy de hoy, que es este cuadrito con repisa para el reloj que tuneé y al que añadí algunos adornos más.


Gustavo III de Suecia estaba convencido de que el café era un veneno... y para demostrarlo hizo un experimento: ordenó a un reo tomar café todos los días y a otro tomar té 😮. La comisión médica que controló el caso dictaminó que: el primero en morir fué el Rey, después los médicos y muchos años más tarde el bebedor de de té. El último fué el reo "condenado" a beber café. ¿Qué cosas, verdad?

Bueno, pues a mí me gustan los dos y me costó decidirme a ver qué hacía para el Reto pero como el reloj tenía ya la forma ideal...simplemente desmontándolo y pintando su carcasa de plástico con pintura a la tiza "sal de ibiza" y un toque de "azul horizonte" en el aro central (después de imprimarlo para que agarrara mejor) cuando estuvo seco le dí una mano de pintura acrilíca metalizada que es tan poco cubriente que parece más una veladura.

Como el motivo central infantil no me gustaba ni pegaba para nada, corté alrededor para aprovechar los números y le pegué un papel de scrapbooking a su medida; montando de nuevo el mecanismo.
A una tabla que tenía por casa también le pegué papel de este tipo, haciendo lo mismo con otra que aproveché de una caja de fresas (pegándolas y atornillándolas entre sí)


Ya con la estructura lista...un encajito por el borde de la repisa, una cinta de pasamanería alrededor de la "pared" y cola de ratón en beige claro en la unión del suelo...son los pequeños detalles que dan un acabado más cuidado

Para recrear la escena usé una tacita y lechera de loza, unas cuentas de plástico, una perla y una caja de té. A la lechera le até un hilo de nylon que sujeté por la parte de atrás, para que quedara colgando y para dar la impresión de que cae una gotita de leche (si es que te gusta así...) sólo hay que pegarle con silicona caliente el alambre que sujeta la perla y cubrirlo después con un poco de algodón, si se quiere disimular.
Para dar la sensación de estar vertiendo el té hacemos lo mismo con las dos cuentas oscuras engarzadas en alambre, que pegaremos en la tetera...


Ya casi está... tan sólo pegar una cajita de té en una de las esquinas y completar con algún platito o caramelo de cristal.
Podría ser un regalo para el día de la madre ¿no te parece?




Venga que el reloj ya marca las cinco ¡es la hora del té!  
y de ver los trabajos de mis compañeras...


Sólo falta buscarle un sitio para colgarlo en la pared...si te gusta más que apoyado en una caja...¿dónde? pues donde quieras, en la cocina, el comedor, tu cuarto, a tu gusto... o completar la estructura con otras tablitas alrededor y protegerlo por delante con metacrilato.



¿Te gustó?

miércoles, 14 de marzo de 2018

Tambor de mano espacial


¡Cibernautas reunidos, abrochénse los cinturones!
La nave del RMB despegará en tres, dos, uno...
¡¡al espacio!!

Nuestra fantástica comandante en vuelo es Irene de la Calle  
y pilota hábilmente "ICalleilustración".

 En unos segundos, en cuanto hayamos alcanzado la velocidad de la luz y la nave se estabilice podrán darse un paseo por ella (cliqueando en éste botón virtual) 
Unos simpáticos seres llamados "Motys" les darán la bienvenida y podrán descubrir todo un mundo de divertidas ilustraciones, imprimibles, recursos y cuentos infantiles.

Allá vamos...¡Buen viaje!


Hace poco tuve la gran suerte de conocer en persona a Irene, en un cuentacuentos-presentación de su primer libro ilustrado "Plutón". Además de firmar mi ejemplar con una dedicatoria muy cariñosa, como es ella, pasamos un rato muy agradable rodeados de niños expectantes por saber qué le pasaba a Plutón...

...¿porqué la Tierra le envía ese inquietante mensaje y cómo logra deshacerse de las etiquetas que le imponen gracias al apoyo de Caronte?... 

Pero no seré yo quien haga spoiler de éste cuento con un mensaje tan bonito ¡válgame el cielo! mejor os compráis uno y salís de dudas jeje (en su blog tienes los enlaces de en qué tiendas está disponible)

•*¨*•.¸¸☆*・゚•*¨*•.¸¸☆*・゚•*¨*•.¸¸☆*・゚


Después de muchos días dándole vueltas al coco sobre qué podría presentar para participar en el Reto mensual bloguer@s, teniendo en cuenta que también quería empalmarlo con el Empaquetado bonito de Patypeando...(reto que Patry ya cierra definitivamente 😔), de repente las ondas electromagnéticas intergalácticas me transmitieron un bip-bip estelar y ¡zas, se hizo la luz!

"Papel diy estampado" sobre una "caja de quesitos" serían los temas elegidos de entre todos los que se hicieron a lo largo y ancho de esos tres años "Paty-empaquetantes". Y si la caja redonda de quesitos puede recordar a los planetas, el estampado marmoleado recordaría su aspecto o el del espacio y ese "espacio" que queda vacío dentro...

sería el ideal para guardar mi regalo: unos posavasos cósmicos para fiestas molonas, como todas las infantiles!


Además en toda fiesta que se precie hay música y yo seré la encargada de ponérsela a ésta!
porque no todo el Universo está en silencio...por ejemplo, según los astrofísicos "Titán" el satélite de Saturno, es un lugar bastante ruidoso y no pierden la esperanza de que algún día las sondas con micrófonos que envían a Marte para escuchar el ulular del viento o el tremendo silbido de las tormentas de arena llegue a buen puerto.


Por eso, mi pseudo planeta reciclado en realidad es un tambor y suena!
¡sí, como lo oyes!

Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos paso a paso...que

"el mareo es al espacio lo que la impaciencia al tiempo"



-Sólo hay que forrar la cajita pegándole el papel decorado

y cortar enmedio, por donde tenía su abertura, con un cutter o unas tijeras.


-Hacerle un agujero por donde meter algún palo que sirva de sujección. Yo volví a reciclar, ahora un pincel de mi hija, en mal estado, con el mango plástico y enroscable, que me venía muy bien para al cortar parte de él quedara agarrado por ambos lados del cartón.

-Con un punzón hacemos un agujero a ambos lados de la caja y metemos un trozo de cuerda, anudándolo por dentro y también en su extremo exterior, junto con una bolita de madera.

Tapamos y ¡listo!

Bueno, noo, primero metemos el regalito dentro y luego ya lo cerramos 
pero si quieres usarlo como tambor, mejor una vez que lo saques antes, no vaya a salir despedido el regalo a la estratosfera y más allá...jajaja

Y si te estás preguntando cómo marmoleé el papel y los posavasos (que son tapaderas de plástico de queso fresco) pues te diré que es muy fácil. Ya lo hice en tiempos en mi otro blog decorando una taza (puedes verlo aquí) pero te lo vuelvo a explicar brevemente.

En un cuenco o barreño (según el tamaño de lo que vayas a hacer) viertes gotas de laca de uñas de distintos colores, los mueves o arrastras un poco con un palillo para formar dibujos

y justo después pones el papel en contacto con el agua, cuidando que toda su superficie esté plana y a ras con el agua para que no queden huecos en el dibujo. Una vez hecho esto, se saca levantándolo por un extremo y dejando que escurra esperamos a que se seque completamente (sujetándolo con una pinza de la ropa, por ejemplo) 

Los posavasos quedarían así:


Abajo a la izquierda la portada del libro. En la foto de la derecha una de sus páginas, mi tambor espacial y otro envase, esférico, convertido en planeta mediante la misma técnica del marmoleado.

Y mediante su sofisticado sistema acústico accionado por el golpeteo de las dos bolitas de madera contra la caja del tambor...¡sonaría de esta manera!


Prosigamos nuestro viaje intergaláctico... subánse de nuevo a la nave de ICalleilustración, la siguiente parada está siguiendo la flecha...

miércoles, 14 de febrero de 2018

Diy: Flor kusudama



Llegó el día 14... ¿y no se lo vas a decir con flores?

Nosotr@s, por lo menos los que participamos en el Reto mensual bloguer@s, sí!
porque ése es precisamente el tema propuesto por Ana del blog Anuskalandia
que ha vuelto con fuerza, ganando la anterior edición y embelesándonos con sus creaciones en goma eva y con su simpatía. Si aún no la conoces, al terminar el post tienes el enlace a su blog. Te recomiendo que vayas!

Flores se pueden hacer de diversas maneras y soportes... yo estuve dudando bastante por cuál decidirme y al final ganó el origami, bueno, mejor dicho el kusudama

Este adorno de papel es una esfera tradicional japonesa, formada con la técnica del origami modular, en la que sí está permitido que sus elementos vayan pegados o cosidos entre sí.  

Puedes usar papeles de color, de periódico, decorados... yo reciclé unas bolsas de papel craft ...
 Nueva entrada, 17 de febrero: Reciclar con romanticismo
(participando en el 3R+1conArte de Byterenya
no te olvides de ver las propuestas de las compañeras...)

...dos de ellas con color por su otra cara, que fuí cortando en tiras y luego cuadrados de 5 cm. de lado. 

-Cada cuadrado lo fuí doblando por su diagonal, formando un triángulo.

-Doblé las dos esquinas (derecha e izquierda) hacia el centro, formando un cuadrado.

-Llevé la solapa de la derecha hacia su extremo, lo ahuequé y cuando coincidió su doblez con el centro de esa esquina, lo cháfé con el dedo, marcando los pliegues. Hice lo mismo con el lado izquierdo.

-Doblé las puntas hacia abajo, para que quedaran a ras 

-Luego hice éstos dobleces (de abajo hacia arriba)

-Pegué esas dos solapas resultantes entre sí (le puse unas minipinzas mientras se secaban) 
y preparé otros cinco.

-Fuí pegando los pétalos de dos en dos, hasta formar la flor

-Un brillantito, pegado con silicona caliente, en el centro sirvió como adorno.
Como ves, cada flor parte de una hoja cuadrada y normalmente consta de seis pétalos pero...¡ojo! si te animas a hacer una bola decorativa de flores no te despistes como yo 😬 y déjalas con 5 pétalos para que encajen mucho mejor al pegarlas entre sí.

Necesitarás 12 flores, asi que... de nuevo ¡paciencia! pero vamos que es fácil, sólo es repetir el mismo patrón. Pasarás una tarde muy entretenida y agradable si te lo tomas con calma y tiempo (y no tienes que hacer fotos de todo el paso a paso ni escribir un post en tiempo récord jaja)

Las combinaciones son infinitas, según el papel que uses, su color o el modelo de flor, que hay de muchísimos tipos en esta técnica. También puedes optar por hacer sólo una pero más grande, (con el tamaño estándar de las hojas cuadradas de 15 cm) o formar un ramo o un centro de mesa con varias.  Seguro que sorprendes en el día de los enamorados o de la amistad a quien tú quieras obsequiándolo de esta manera tan original.

-Para formar una esfera, hay que ir pegando las flores entre sí (yo le puse una gota de silicona caliente entre los pétalos a unir) Primero media esfera y luego la otra.
Una vez hechas, metí un cordoncillo atravesándola por alguno de los huecos, al que puse abalorios, una borla...

...y cómo no ¡corazones! (así también puedo participar en el reto Hand made de Little Kimono "Carnaval de Corazones" )

De haber tenido, lo ideal sería haber guardado ahí dentro antes de pegar las dos mitades de la esfera, una bolsita con alguna hierba aromática imitando su antiguo uso...

En el período Heian se empezó a regalar una bolsa con hierbas medicinales, incienso y maderas fragantes, que estaba cubierta de flores. Al quinto día del quinto mes se colgaba de unos hilos de colores para ahuyentar los malos espíritus y las enfermedades y hasta el origen de su nombre significa eso "bola medicinal" pero a pesar de que los emperadores dejaron esa costumbre la tradición continuó, ahora como decoración en los hogares.

Incluso hoy en día están presentes en celebraciones a modo de piñata... del que sale confetti y cintas o algún cartel desplegable del tema de la fiesta; eso sí ¡sin romperse! 😅 ya está pensado para que se abra por la parte de abajo  


¡Vamos a ver cuántas flores han caído por el blog de Ana!